El diablo

XV El diablo

El diablo

Un hombre con senos desnudos de medio cuerpo, con manos y pies parecidos a garras de animal, se presenta encima de una bola de color carne que a su vez va colocada dentro de una copa.

Por detrás del gorro amarillo le salen unos cuernos del mismo color. Debajo de la figura del diablo surgen dos seres: un hombre y una mujer, de figura más pequeña, con una soga al cuello, que pasa por dentro de una anilla ubicada en la base de la copa roja que sirve de soporte al pedestal.

El Diablo viste calzones azules, de mismo color que las alas, que son similares a las de un murciélago. Con la mano izquierda empuña una espada sin mango, mientras que la derecha aparece levantada.

Los dos diablillos que se presentan a lado de la figura central llevan gorro rojo, de que le salen por los lados unas orejas parecidas a las de un animal y por la parte de atrás una cornamenta negra. Por las patas y la cola no se puede determinar a qué clase de animal pudiera pertenecer. Las manos están escondidas por detrás del cuerpo.

El suelo de la carta es negro y un poco más arriba se ven franjas negras y amarillas, siendo el fondo de color blanco.

Esta carta no simboliza la negación de todo, pero si la necesidad de tener que lucha para conseguir los resultados anhelados, paso a paso, con cautela y precaución. Esta carta es negativa más que positiva.

Significado adivinatorio

Significado adivinatorio Significado opuesto
Pasión sexual Intrigas
Fuerzas ocultas Engaños
Gran actividad Egoísmo
Saciedad de placeres Contratiempos
Trastornos psíquicos Mala salud
Poder oculto Debilidad física y mental
Falta de escrúpulos Malos entendidos
Avance espiritual Desorden
Poderes psíquicos Riñas

Brujos Calificados